jueves, 12 de julio de 2012

Capitulo #25 "Alas"


Era lunes por la mañana. No he vuelto a hablar con Henry ni con sus padres sobre el tema. Este fin de semana que pasó me sentí como en una nube, flotando tan suavemente pero el tiempo no me esperaba.
Henry me había dejado en mi casa el día que me dijeron lo que era. De ahí, hasta ahora en la mañana desperté de un sueño figurado.
Era lunes por la mañana.
—Jenn, te desapareciste todo el fin de semana. Incluso el viernes no viniste… —dijo Anna detrás de mí. Volteé hacia ella y le sonreí tratando de parecer relajada.
—Si, bueno, no tenía nada de ganas de salir—respondí—. Claro que, podemos hacer algo hoy. Si quieres…
—¿Te pasa algo? —Anna me conocía bien, sabe que algo anda mal conmigo, sabe que intento parecer relajada.
—No —volví a sonreír.
Caminamos en silencio hasta nuestros casilleros y con una tímida sonrisa me despedí. Era increíble lo bien que nos entendíamos y por eso me siento fatal de no poderle contar las mil tontería que contaron los padres de Henry.
—¿Cómo estas? —preguntó un voz a mi espalda.
—Vete, Henry —suspiré.
—Jenn, tratar de aparentar que estas bien no te ayuda —dijo con un tono autoritario.
—Pero, por algo he de empezar ¿no?
Negó con la cabeza y se alejó de mí.
Por algo he de empezar…
Nadie iba a venir a consolarme, porque nadie estaba tan chiflado para creer que la mitad de mi alma esta muerta. En esto estaba sola.
Sentí el calor de un cuerpo abrazándome.
—Perdóname, Jenyfer —se disculpó Henry.
Mis lágrimas salieron sin resistencia y de pronto yo estaba devolviendo el abrazo a mi amigo. Me mintió, pero ¿qué amigos no se han mentido alguna vez? Es tonto querer aparentar que se tiene la amistad mas perfecta del mundo cuando es imposible, porque sin esas peleas con tus amigos la relación no sería lo que se supone debe de ser. Entonces, sin esas peleas, sin esas mentiras, la amistad no se haría lo suficientemente fuerte. No sería real.
—Henry, cuéntame todo… Por favor —imploré en casi un susurro.

***
Henry y yo estábamos sentados en una banca del parque que solíamos visitar a menudo. Él jugueteaba con una hilacha de su pantalón y yo lo observaba, casi como sugiriendo que empezase a hablar.
—¿Y bien? —empecé.
—Pensaba en como decirte… Demonios, aquí va: si recuerdas lo del sacrificio entonces iré al punto —explico un poco nervioso. Asentí —. Un… un fantasma te quiere matar. Debe ser una alma que ha pasado tanto tiempo en el purgatorio que los Líderes del Consejo le han dado la oportunidad de matarte —dijo esto último vacilando.
—¿Y a qué espera? ¡Es decir, que venga y se enfrente! —grité enojada. Al momento me sorprendí por la valentía que saqué, aunque solo fue la emoción del momento. No sentía tal valentía.
—Para que esto funcione, el Fruoh debe ser traicionado de una forma cruel; solo así podrá matarte. O matar a la parte de tu alama que no esta muerta, que sigue aquí en el mundo.
—No he asimilado esa parte… La mitad de mi alma está muerta —manifesté mirando al vacío.
—Pero, entiéndelo como si estuviera protegida. Cuando un Fruoh muere como sacrificio entonces ahí es cuando las dos partes de su alma se juntan haciéndolas vulnerables. En una vida pasada, conocí a un Fruoh que murió… Su alma está atrapada en el purgatorio para siempre.
—¿Y no hay nadie que intervenga por nosotros?
—Todos tenemos un fin, los Fruoh, en particular, deben tomar las riendas de su vida, individualmente. Nadie allá arriba los auxilia.
Según a como entiendo, los Fruoh, somos los únicos a los que Dios no nos ayuda.
—Entonces, Dios no nos quiere, ¡qué bien! —exclamé.
—No digas eso —habló Henry muy en paz, pero con una sonrisa que no pude descifrar—. Ustedes los Fruoh son los más afortunados por poder defenderse de quién sea, se supone que sean sabios.
Abrí mi boca, ofendida.
—Luego te explicaré eso —aclaró mi amigo—. A lo que voy, es, que no dejes de creer en Dios. Él siempre va a escuchar tus plegarias, pero también ten en cuenta que te dio todas las armas para que te defendieras.
Henry ya no era mi Henry. En minutos se convirtió en otra persona, mucho más sabia y tranquila de lo que recuerdo. En curioso como están planeadas las cosas para ciertas personas.
—Henry, ¿cuántos años se supone que tienes? —cuestioné intrigada. Mencionó que en su vida pasada conoció a uno como yo, pero de alguna manera me salté esa parte de su comentario para, como siempre, pensar en mí. Yo era muy egoísta, y él era mi guardián pero sobretodo mi amigo.
—Ni yo lo sé, ¡soy un ángel, Jenn! —clamó con una sonrisa de oreja a oreja. Claro que era un ángel, todo en ese chico brillaba; no entiendo cómo jamás tuvo una novia. Seguramente, estaba ocupado cuidándome. Tener a tres ángeles protectores para mí, cuidándome, iba a subir mi ego.
Reí.
De pronto, en estos momentos de tensión donde cualquier cosa podía ocurrir, reímos. A carcajadas, debo decir. Era como cuando estábamos pequeños y los problemas más grandes eran en dónde nos íbamos a esconder mientras que Anna contaba hasta al cien. Todo eso fue real para mí… para Henry era un trabajo, pero estoy segura que también se divirtió.
Dejamos de reír, y al menos a mí me dolía mucho el estomago del esfuerzo.
—Henry ¿tienes alas? —pregunté con la expresión más seria que pude.
_______________________
¡ESTOY DE VACACIONES! ¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii! xD
Deseaba dormirme tarde y levantarme aún más tarde, jaja.
*Lalee: MUCHAS GRACIAS A TI POR LEERLA, de verás espero estar emocionándote con la historia, xD.
*Kuroneko: Jajajaja, “fru-qué” Amo tu vocabulario, literalmente. Sí, lo admito, a mí también se me salen las palabrotas :D
*Isaa: Uff, pensé que ya te habías olvidado de pasar por aquí! :) Si, escribiste bien fruoh… Yeaah, yo también me equivoco y eso que lo inventé, xD.
LEE ABAJITO
Chicas, o cualquier persona que se pase por aquí a leer la nove (en especial a mi 3 favoritas, jaja), espero que me escriban a mi correo: VALE_QUEEN_@HOTMAIL.COM por si tienen dudas respecto a la novela… ya saben a veces a una se le va la cabeza a otro lugar y escribe como si no hubiera un mañana, xD. Oh, también si tienen algún correo chistoso, mándenlo, que a veces me aburro, :)

4 comentarios:

*Kuroneko* dijo...

Awww, no me digas que Henry no es lo tierno que hay!! <3 por qué se tiene que quedar con David? T^T Henry es muuucho mejor, lindo angelito :3 él sí protege a Jenn, no como aaalguien (? xD.
Y lo del vocabulario será parte de ser argentina, aunque puteadas tira todo el mundo xD.

Lalee M. Delgado dijo...

Me encanto Henry, pero ya extraño a David!!! ajajja donde estaaaaaaa? :( ay ay ay , eso de ser traicionada, el maldito de David le va a hacer algo
>.< ay estoy ansionsa por el proximo capituloo :D soy superrrrr impaciente quiero saber que pasa jjajaja

Btw, ya te añadi al msn(:

Y que bueno que estes en vacaciones, significa mas capitulos jajajajajajaj

cuidate mucho ♥

Isa! dijo...

Bien! Bueno, el capitulo me ha sacado de algunas buenas dudas ha estado Ma-agnifico y.. pues, bueno. Ya no se que mas decirte, henry es un amor, eso si. Y mas le vale a Jenyfer ponerse las pilas que si no la va a ir mal. Sabes... siempre termino escribiendo mal el nombre de Jenyfer, termino escribiendo Jennifer o algo parecido. Cuídate, escribe pronto.

Anónimo dijo...

Holaaa :D Soy nueva lectora ^^ la verdad no sé que estaba buscando & terminé acá, creo que había leído el capítulo 2O & que más puedo decir? me enamoré de la novela *-* es realmente hermosa :3 me encanta !